Paseo al atardecer

Testimoniales

“Un día, después de 2 años de haber sido reportados en los Estados Unidos, mi hija y yo en la radio escuchamos un anuncio de un programa que ayuda a personas que fueron reportadas.

 

Así fue que escuché por primera vez Caminamos Juntos y me acerqué a ellos. Desde entonces hasta la fecha nos han apoyado con los papeles legales de mi hija que nació en Estado Unidos, porque yo no tenía ningún papel legal de ella.

 

Me apoyaron con despensas de comida, con una tablet para que mi hija hiciera sus estudios en línea, con útiles escolares y en Caminamos Juntos fue donde hemos encontrado un apoyo para sobrepasar todavía el hecho de haber sido deportada.

 

Muchas gracias por todo a las personas que hacen posible esto, que se les multiplique.”

- Juana Urbina

“Yo le agradezco a Caminamos Juntos que me ayudaran a establecerme cuando regresé a San Miguel de Allende, su apoyo me proporcionó un lugar seguro y comida durante un tiempo complicado para mí, es un muy buen programa.”

- Guillermo Ramírez

"Le agradezco mucho a Caminamos Juntos por el apoyo que me dieron para abrir mi negocio en México. Me ayudaron a crear una marca y en material de promoción para mi negocio de inflables y gracias a su apoyo también pude terminar la prepa. Muy buen programa. 

¡Gracias a todos en general de Caminamos Juntos!"

- Erasmo Hurtado

“Quiero agradecer a Caminamos Juntos por todo su apoyo que he tenido. Me han ayudado con la doble ciudadanía de mis dos hijos, uno de mis hijos necesitaba una operación y ellos me ayudaron a contactar a las personas exactas para lograr esto y pues en la pandemia fueron nuestra luz de esperanza para mí y mis dos hijos ayudando con despensas y algo de ayuda económica. La verdad han sido un apoyo muy grande para mi pequeña familia por eso y muchas cosas más que me han ayudado hoy quiero agradecer por estar en mi camino Dios los bendiga grandemente gracias Caminamos Juntos”

- Carmen Rodríguez

“Caminamos Juntos nos ayudó en el traslado a San Miguel de Allende. Estando acá nos ayudaron con la documentación de mi esposo para trabajo, la doble nacionalidad de mi hijo y todos los trámites para mi residencia, ayuda con despensa, también mi esposo pudo estudiar su preparatoria. Sin ellos no hubiéramos podido salir adelante.”

- Familia Salazar

"Nací en la ciudad de México, actualmente tengo 45 años, tras culminar mis estudios de secundaria empecé a trabajar en diferentes actividades. En el año 2003 migre a Estados Unidos, trabajé en la restauración de metal en casinos en los alrededores de Atlantic City, lugar donde viví por once años, posteriormente me mudé a Virginia, formé una relación de pareja donde tuvimos un hijo. En esa época me dediqué a trabajar  y también me capacité como operador de tractocamión, siendo chófer para varias compañías de alimentos, viajando por la parte norte del país. Tuve un altercado con un vecino que acosaba a mi pareja, una ocasión intentó ingresar a mi casa y traté de defenderme, sin embargo llegó la policía, nos detuvieron y a mi me remitieron a migración, siendo deportado en el 2018 cuando regresé a la Ciudad de México. 

 

Tras la deportación, mi relación de pareja se terminó y actualmente no tengo comunicación con mi hijo. Sigo trabajando como chofer de tractocamión pero se me ha dificultado acceder a mejores oportunidades por no contar con la preparatoria. A través  del apoyo de Caminamos Juntos pude iniciar mis estudios de preparatoria y estoy a un paso de concluirla, en este momento deseo continuar con una carrera de universidad pero también con este certificado podré tener un mejor empleo en el servicio de transporte."

- Agustín

“Nací en San José del Rincón en el Estado de México, estudié hasta secundaria teniendo que empezar a trabajar porque la economía de mi familia no era buena, por lo que a los 19 años me fui a Estados Unidos.

 

Ahí me dediqué la mayoría del tiempo a trabajar en la remodelación y la construcción, allá hice mi familia y tuve 3 hijos. En el año 2018 fui detenido y pase dos meses en una estancia migratoria en el estado de Colorado, tuve que firmar y fui deportado en octubre de 2018. Dadas las condiciones en las que me encontraba ya no pude estar con mis hijos y ahora estoy separado. Actualmente trabajo en la Ciudad de México y también ayudo a otras personas como yo. En marzo me ofrecieron por parte de Caminamos Juntos el estudiar la preparatoria y acepté porque ha sido complicado encontrar un buen trabajo sin tener estudios. Ahora ya termine y deseo seguir estudiando, pero sobre todo tener una mejor oportunidad laboral."

- Carlos